Cáñamo para construir una casa sustentable

Como sabemos, el cambio climático y otros fenómenos destructivos ligados a él, día a día hacen de la Tierra un lugar más vulnerable, en donde la existencia de la vida como la conocemos se ve amenazada constantemente por el exceso de emisiones de bióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

Por mucho tiempo se ha culpado de este fenómeno apocalíptico principalmente a varias industrias, como la automotriz o incluso a la ganadera, sin embargo, de acuerdo con Stephen Clarke, director general de la empresa Heaven Grown, la industria constructora, la contaminación que se genera en el momento de la fabricación de sus materiales y la liberación de CO2 que éstos realizan con el tiempo también juegan un papel importante en el problema mundial.

Esto, se ve aunado a que, en cuestiones económicas y de comodidad, el cemento o concreto tradicional no siempre resulta ser muy conveniente, ni para el cliente ni para el trabajador, señaló Clarke.

¿Qué beneficios ofrece el cáñamo industrial?

De acuerdo con Clarke, el hempcrete, como han llamado al concreto hecho de desechos de cáñamo, cal y agua, tiene huella de carbono negativa, lo que significa que es un material capaz de absorber bióxido de carbono (CO2), en vez de despedir grandes cantidades de éste, como lo hace cualquier otra construcción hecha de cemento; el hempcrete beneficia absorbiendo 140 kilos de CO2 por metro cuadrado más que una construcción típica.

Además de ser ecológicamente responsables, las construcciones de cáñamo industrial también complacen al cliente que habitará la casa, enfatizó el director de Heaven Grown, pues por la naturaleza del material, los interiores tienen una autorregulación térmica, haciendo que el calor se absorba y se disperse paulatinamente cuando el clima es frío, cuando se necesita, lo mismo con el frío. Además, el cáñamo es ligero, dos veces más resistente que el cemento, resistente al fuego, a los insectos y a la formación de moho y demás hongos, ya que este material respira, pero también es hermético, por lo que no deja que agentes exteriores traspasen la superficie, aseguró Clarke.

Además, de que es mucho más económica la construcción, Stephen Clarke señaló que las propiedades del material hacen que se eviten enfermedades respiratorias causadas por la inhalación de CO2 que despide el concreto o tabique tradicional, por lo que el uso del cáñamo se traduce en múltiples ahorros a corto y largo plazo. También, aseguró, es longevo y duradero, pues entre más pasa el tiempo, más absorbe CO2, lo que endurece la construcción. Clarke aseguró también que el hempcrete es reutilizable, pues es sumamente maleable al vapor, lo que significa ahorro en material y menos desechos.

Stephen Clarke exhortó a considerar un sistema sustentable en el que la gente pueda sembrar su propia ropa, medicina o, en este caso, su propia casa.

“Creemos que cada humano debe tener casa, ropa, medicina, agua, esos son derechos humanos, por lo que no deben costar. Si pensamos en una sociedad que tiene todo eso, ahora sí podemos pensar mucho más lejos y atender otras cosas, pero primero está que nadie se preocupe por vivir. Ahorita nos estamos matando y cobrándonos por vivir, cuando es tan fácil la solución”, puntualizó Clarke.

Una propuesta con valor

Es por eso que, con el fin de proponer una solución sustentable ante la problemática ambiental y económica en el mundo, la empresa Heaven Grown se dedica a realizar construcciones amigables con el medio ambiente y con el bolsillo del cliente, valiéndose del diseño regenerativo, la implementación de ingenierías renovables y un sistema holístico, utilizando como principal material el cáñamo industrial, aseguró Stephen Clarke, director general de la empresa especializada en construcciones ecológicas.

Heaven Grown, es la primera empresa que introduce el cáñamo industrial como material para construcción en México; la plantación de este material variante del cannabis (no psicoactivo) y que podría utilizarse para la industria médica, textil, alimenticia y energética (la cual es preferible generarla por energías renovables, como la geotérmica), podría incluso reemplazar a todas las industrias, incluyendo la textil, la papelera o la energética, aseguró el director general de la empresa.

La siembra del cáñamo aún no es legal en nuestro país, por lo que debe ser importada directamente desde Holanda. Aun así, aseguró Stephen Clarke, una construcción hecha de este material resulta ser 80% más barata que una hecha de cemento nacional y mucho más amigable con el medio ambiente.

Vlog Consciente
Author: Vlog Consciente

Creadora de contenido interesada en promover una vida consciente en todos los sentidos.

Deja un comentario